sábado, 16 de enero de 2016

Escuchando a Almudena



Por las veredas...

Entre marañas de palabras, discursos grandielocuentes adornando juicios que no cree ni quien los pronuncia... navegaban nuestros deseos de un mundo mejor intentando agarrar todos esos argumentos con la ilusión de que pudiéramos en ellos encontrar algo de seguridad.

Pero esas palabras eran y son humo, las promesas una falacia, las declaraciones institucionales... simples proclamas de buenas intenciones.

Cuántas veces nos reuníamos, proponíamos mil planes que aunque apuntaban a bellos ideales discurrían por absurdas disquisiciones de forma sin contenido; los protagonismos, afanes de sobresalir o comandar, comodidades, intereses creados, formalidades y diplomacias... iban ahogando uno tras otro todos los intentos y mirándonos el ombligo olvidábamos mirar a quienes son de verdad Él... pues Él es en ellos, pero no fuimos capaces de pensar en ello, no pensamos.

Ellos son los que tantas veces nombramos en las iglesias, aquéllos por los que tantas plegarias elevamos a Padre Dios: los pobres, HERMANOS NUESTROS en la piel del encarcelado, inmigrante o refugiado, mujer víctima de trata o condenada a la prostitución, familia desahuciada o la que nunca tuvo un hogar, mendigas de pan o de dinero con su dignidad rayando la misma altura que sus pies desnudos, vidas rotas por la droga blanda o dura, legal o ilegal, agricultores de toda la vida abandonando campos... porque ni para pagar obtienen ya, pequeños comercios ahogados por la usura de las grandes superficies y la ignorancia de su clientela borreguil,...

Y echamos a andar saliendo de sendas que siempre apuntan al mismo destino porque de seguirlas acabaremos volviendo al punto de partida donde seguirán oyéndose los mismos lamentos, los mismos llantos,... se verán los mismos sufrimientos e idénticos dramas,... por eso vimos que necesitábamos andar nuevas rutas.

Y en estos campos desiertos donde todo está por inventar, todo por hacer, caímos, resbalamos, sufrimos daños,... y oímos las voces de los que prefirieron andar los caminos seguros que nos critican se burlan de nuestros intentos,... (porque no sabemos, no sabemos)... vamos allanando huecos, despejando pedregales,... regando esperanzas.

Y donde había zarcerales, donde los cardos acribillaban nuestros pies y oprimían a quien en ellos cayó... ahí se fue forjando humanidad, ahí compartimos luchas, dolor y gozos. Ahí abrimos camino y como aquel samaritano, fuimos levantando, sobrellevando, curando y acompañando.

Así hoy nos miramos a los ojos, así es como hoy nuestras miradas que se extendían en el entorno como faros en el mar ya no se pierden en el infinito ni huyen de su reflejo, ya no huyen, ya no se sonrojan... porque se encontraron y desde ese encuentro ya no se extienden sino que se buscan.

Ya poco importan los juicios, de nada las burlas de otros y sus censuras por meternos en espacios... sin caminos marcados, porque a Él le encontramos y con Él y en Él hicimos el verdadero Camino.

Santi Catalán

lunes, 4 de enero de 2016

Síntesis del "Mensaje para la paz de 2012"

CARD. Peter Kodwo Appiah Turkson
Presidente del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz
(El presente artículo es una síntesis del mensaje del Papa Benedicto XVI en relación con el "Día Mundial de oración por la Paz".  Para quien desee ampliar por lo tanto esta exposición, les invitamos a entrar en el siguiente enlace-web:

El Papa reconoce que "en el año que termina creció la frustración de crisis que ha azotado a la empresa, el mundo del trabajo y la economía, una crisis cuyas raíces se encuentran, en primer lugar, en lo cultural y antropológico. Parece como si un manto de oscuridad ha caído sobre nuestro tiempo y no permite ver claramente la luz del día "(núm. 1).

En su mensaje para la "XLV Jornada Mundial de la Paz 2012", en lugar de redundar en la tónica general de resignación y desesperanza que parece imperar, se acerca más a los motivos de esperanza que la Navidad despierta y señala los siguientes elementos esenciales para la construcción de esa esperanza:


1.- LOS JÓVENES, MOTIVO Y AGENTES DE ESPERANZA PARA EL MUNDO DE HOY Y DEL MAÑANA.

  • Por su entusiasmo y discurso ideal, no resignados ante la fatalidad.
No obstante llama la atención sobre la necesidad de trabajar con ellos en su formación integral, de manera que ese entusiasmo y discurso ideal no quede sólo en planteamientos utópicos carentes de realismo y concreción sino que aterricen en hechos y actitudes de compromiso concreto; la solidaridad y fraternidad humana exigen un proceso previo de formación empezando desde la familia, siguiéndole el ámbito docente-educativo, instituciones sociopolíticas, medios de comunicación, instituciones culturales,... todos implicados en el empeño de ilusionar a las nuevas generaciones por la rehabilitación de nuestro  mundo; nadie más idóneo para ese proceso revitalizador que los propios jóvenes.
Esto implica:
  1. Aprender a escucharles, atenderles en sus preocupaciones.
  2. Dar cauce a sus inquietudes, de manera que puedan traducirse en acciones que vayan dando respuesta a su necesidad de hallar esperanza:
    • De cara a su futuro laboral o inserción sociolaboral.
    • A través de la adecuación de su formación a las necesidades reales de nuestro mundo.
    • Posibilitándoles el poder formar una familia sin necesidad de depender de sus progenitores.
    • Valorando su contribución, de forma reconocida y respetada, al mundo de la  política, cultura y economía desde los valores que ellos mismos reclaman a la sociedad en su conjunto, independientemente de cualquier ideología.
  3. Como se afirma en la encíclica "Caritas in Veritate", el mundo de hoy sufre de una "falta de pensamiento" (CV 19):
    • La Educación para la Justicia y la Paz es esencial para la formación de ese pensamiento. Los jóvenes no son sólo acreedores de derechos sino también constructores de los mismos; la JUSTICIA y la PAZ son ejes fundamentales que deben ser trabajados con ellos puesto que son aquéllos en los que se asienta la adecuada convivencia social. No se puede construir la solidaridad humana, la familia humana, sin esas claves esenciales.
La Iglesia, por lo tanto, ve en los jóvenes un gran motivo de esperanza para todo nuestro mundo, confía en ellos, trata de animarles a buscar la coherencia con sus ideales de justicia, paz y solidaridad; hacer efectiva su libertad de pensamiento y de conciencia pero desde la comunidad, para el bien común.

2.- DESAFÍOS DE LA EDUCACIÓN PARA LA JUSTICIA Y LA PAZ.
LOS EDUCADORES:
  1. La familia: Necesita ser más apoyada no tanto desde los discursos sociopolíticos o de cualquier otra índole sino desde estructuras que faciliten su normal desarrollo, de manera que pueda responder a su papel educativo y formativo a todos los niveles con sus hijos.
    • Las condiciones laborales son con gran frecuencia causantes del empobrecimiento en la realción padres-hijos, restando tiempo y oportunidades en esa interacción. No permiten cumplir adecuadamente con las responsabilidades que son propias de los padres más que de nadie más.
    • Falta también calidad en el trato, acompañamiento, percibir la presencia efectiva de los padres que no es sólamente en el plano físico; no es sólo estar sino ESTAR, de manera que puedan ser ejemplo para las vidas de los hijos: "testigos" de una vida auténtica.
    • No se les concede el  necesario apoyo institucional para los períodos de embarazo, parto y postparto: tanto para la madre como para el padre y su necesaria atención hacia el nuevo ser humano que en su día ya fue concebido.
  2. Instituciones educativas: trabajando en coordinación y complementariedad con las familias, apoyando juntos un mismo proceso educativo.
  3. Instituciones sociopolíticas: Dando muestras de coherencia con sus propios discursos y promoviendo el bien común por encima de sus intereses partidistas:
    • Actuando con honestidad, honradez y administración de los bienes de manera justa, equitativa y adecuada a las necesidades reales de la población.
    • Apoyando decididamente a la familia, a las instituciones educativas y a las empresas generadoras de empleo y respetuosas con los derechos laborales de los trabajadores.
    • Promoviendo la reunificación familiar, de manera que no tengan que estar padre y madre distantes físicamente de sus hijos por razones cualesquiera.
  4. Medios de comunicación: Entendiendo claramente que la  educación se da a través de la  comunicación y éstos tienen al respecto una responsabilidad ineludible.
UN NUEVO HUMANISMO:
La educación sólo puede mejorar a la persona si ésta se desarrolla en relación con su entorno socioambiental: esas relaciones son su primera escuela de vida, su primera escuela de justicia y paz. Los jóvenes, en crecimiento, se convierten en los protagonistas; son el agente principal de su camino a la comunión con los demás y en la justiciaPor su parte, la paz, como el Papa declara con sentidas palabras: "Es ante todo un don de Dios. Pero La paz no es sólo un don que se recibe, sino que también es un proyecto a construir"(n. 5). De hecho, Dios nos ha dado la libertad, que no es licencia para hacer lo que queramos, sino para "buscar medios adecuados de redistribución de la riqueza, promover el crecimiento, la cooperación, . desarrollo y resolución de conflictos"(ibid.) Esa es la palabra clave: responsabilidad.

Así, la educación para la paz y la justicia es un compromiso por el bien común, es el trabajo para construir juntos y con una firme convicción el presente y el futuro.
Nosotros, en nuestra libertad, podemos elegir la construcción y la esperanza, en vez de la destrucción, la ociosidad y la autosuficiencia.
El Papa exhorta a los jóvenes con palabras fuertes y claras: "Sean conscientes de ser ustedes mismos, ejemplo y estímulo para los adultos, y sean los más que se esfuercen por superar las injusticias y la corrupción, si quieren un futuro mejor. Tengan en cuenta su potencial y no encerrarse en sí mismos, sepan trabajar por un futuro mejor para todos. Nunca estarán solos: la Iglesia tiene confianza en ustedes, les acompaña, les anima y quiere ofrecerles lo más preciado: la capacidad de mirar a Dios, para cumplir con Jesucristo, que es la justicia y la paz"(n. 6).
Y para que esto suceda, juntos debemos construir un nuevo humanismo, una nueva alianza entre
los seres humanos que es capaz de construir un mundo más humano y fraterno, que prevalecerá sobre el carácter técnico de los seres humanos, donde lo profesional, cultural y la política económica sean el fruto del conocimiento y una lógica técnica, nutrida de un nuevo humanismo.

Cualquier actividad debe tener en cuenta "reconocer el fundamento de la dignidad humana, siempre, dando prioridad al diálogo,... en contraposición a la arrogancia, a la violencia, al horror de la guerra entre los pueblos, a la persecución, odio, violaciones de los Derechos Humanos las cuales son realmente el gran pecado contra Dios, contra la Creación y el propio ser humano,... todos ellos en suma pecados que matan la caridad y a la civilización misma".
El papa concluye con una súplica diciendo:
"Unamos nuestras fuerzas, espiritual, moral y materialmente; eduquemos a los jóvenes en la justicia y la paz"(n. 6). Es una fuerte llamada a la acción y un gran estímulo para todos.

martes, 29 de diciembre de 2015

¿Cuál es la INDIFERENCIA que el Papa quiere que venzamos?

El día 1 de enero celebraremos la Jornada Mundial de la Paz. Con este motivo el papa, como todos los papas anteriores desde 1968, envía un mensaje sobre algún aspecto a tener en cuenta para conseguir la paz que, como dice Francisco, es un don de Dios pero también obra de los hombres.
 El año que acaba ha venido acompañado de guerras y atentados terroristas, secuestros, persecuciones por motivos religiosos y étnicos, prevaricaciones generalizadas que han llevado al papa a decir que estamos ante la “tercera guerra mundial en fases”. A pesar de todo el papa no pierde la esperanza en la capacidad del hombre para vencer el mal con la gracia de Dios y a no dejarnos llevar por la resignación y la indiferencia.

¿CUÁL ES LA INDIFERENCIA QUE EL PAPA QUIERE QUE VENZAMOS?.

En primer lugar, la indiferencia ante Dios, de la que brota la indiferencia hacia el otro y hacia lo creado.  
Cuando el hombre pierde el contacto con Dios se convierte en autosuficiente, cree que él no debe nada a nadie y sólo piensa en sus derechos sin tener en cuenta sus deberes y se comporta con indiferencia hacia los demás. Esta indiferencia puede tener distintos aspectos. Hay quien está informado, escucha la radio, ve televisión, lee periódicos… conoce los problemas del mundo pero de una forma frívola, como si no fueran con él, no se siente comprometido, no vive la compasión. La indiferencia se manifiesta a veces como falta de atención hacia los problemas, especialmente los de las personas más alejadas. Algunas personas prefieren no informarse, no buscar, no hacer nada que les altere su espacio de   confort. Estas personas se sienten bien y viven ajenas al las carencias de los otros.
Lo mismo podríamos decir para el medio ambiente, todo está relacionado, el desprecio hacia la naturaleza, la contaminación de las aguas, la destrucción del ambiente es consecuencia de la indiferencia hacia los demás.

LA INDIFERENCIA GLOBALIZADA AMENAZA LA PAZ.

En el plano individual, el olvido y la negación de Dios que lleva al hombre a una situación autorreferencial, han producido crueldad y violencia sin medida. Sin una apertura a la trascendencia, el hombre es presa fácil del relativismo y le resulta difícil actuar de acuerdo con la justicia y trabajar por la paz.
Esta indiferencia a Dios y al hombre que hace persistir las injusticias y las desigualdades puede generar conflictos y contribuye a crear un clima de insatisfacción que corre el riesgo de terminar en violencia e inseguridad. Todo esto lleva al hombre a faltar a la obligación que tiene cada hombre, en la medida de sus capacidades y del papel que desempeña en la sociedad, a contribuir al bien común.
 “En cuanto al plano institucional, la indiferencia respecto al otro, a su dignidad, a sus derechos fundamentales y a su libertad, junto con una cultura orientada hacia la ganancia y hacia el hedonismo, favorece, y a veces justifica, actuaciones y políticas que terminan por constituir amenazas para la paz”. Esta actitud de indiferencia puede llevar a políticas económicas deplorables, premonitoras de injusticias, divisiones y violencias, con vistas a conseguir el bienestar propio o de la nación, tratando de mantener el poder y la riqueza, incluso pisoteando los derechos fundamentales de los otros.

¿QUÉ SOLUCIONES PROPONE EL PAPA?.

  1. En primer lugar, una conversión del corazón que nos haga pasar de la indiferencia a la misericordia.
    • Jesús nos enseña a ser misericordiosos, a  detenernos frente al sufrimiento de los otros, aliviarlos, curar sus heridas y no hacer caso de la indiferencia que a veces busca pretextos para no atender al que está en el camino esperando ser atendido.
    • La misericordia es el corazón de Dios, por eso debe ser también el corazón de todos los que se reconocen miembros de la familia de los hijos de Dios. Por eso, Jesús nos advierte del amor con el que tenemos que tratar a los extranjeros, a los enfermos, a los encarcelados, a los sin hogar e incluso a los enemigos.
    • Por todo ello es necesario que la Iglesia testimonie en primera persona la misericordia. Por ello, en las comunidades, parroquias, asociaciones…, donde haya cristianos, cualquiera debe encontrar ahí un oasis de misericordia. Todos nos debemos sentir responsables de todos.
  2. En segundo lugar, promover una cultura de solidaridad y de misericordia para vencer la indiferencia.
    • Esto se debe llevar a cabo en las familias, lugar en el que se viven y transmiten en primer lugar los valores del amor y la fraternidad, de la convivencia y del compartir, de la atención y el cuidado del más débil.
    • Los educadores y formadores están llamados a tomar conciencia de su responsabilidad para ver las dimensiones morales, espirituales y sociales de la persona.
    • También los que se dedican a la cultura y los medios de comunicación tienen como misión ponerse al servicio de la verdad y no de intereses particulares.
    • Los responsables de los Estados están llamados dirigir su mirada más allá de sus fronteras permitiendo a todos participar en la toma de decisiones y conseguir la fraternidad también  dentro de la familia de las naciones.

jueves, 24 de diciembre de 2015

Feliz Navidad... para toda la Creación

Abogamos por una “Ecología 3D” o “Ecología Trinitaria” como nos sugiere la propia Encíclica Laudato Si’. Queremos cuidar nuestra casa común para que la disfruten las futuras generaciones, que nos remiten al tiempo, a la sostenibilidad, al Padre Dios, que es eterno. Pero el cuidado también debe ser global en términos de interdependencia de todos los países, de ética de las relaciones internacionales, de cuidar lo más frágil. Esto nos habla del espacio y nos recuerda al Espíritu Santo, que sopla por todas partes y que todo lo renueva. Por último, no debemos olvidarnos del cuidado integral ya que las causas que degradan el ambiente natural están relacionadas con la degradación humana y social. Esta es la dimensión del Hijo, el ser auténtico que comparte nuestra condición y dificultades pero que todo lo transforma en Vida.

martes, 8 de septiembre de 2015

Iª Jornadas abiertas sobre "Trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual"


¡Hola! a todo el mundo.

Desde un equipo de personas que representamos a distintas instituciones interesadas en el tema TRATA y también implicadas en el trabajo por dignificar la vida de las personas víctimas de trata, les INVITAMOS a inscribirse y participar en una jornada de REFLEXIÓN y TOMA DE CONCIENCIA de la realidad que denunciamos.

Para INSCRIBIRSE basta con que pinchen sobre el siguiente link: https://docs.google.com/forms/d/1mHrXat92fNupeyKNsMlZhcx9EX1uxhuDNZ32cwMf3ps/viewform

A continuación mostramos el "díptico" en el que se detalla el ORDEN DEL DÍA previsto para esta jornada:



viernes, 10 de julio de 2015

Eidher va a Boston

Eidher Hernández, su hermana Indira y sus padres, el cómico canario Juanka Hernández y Jessica Portillo, ultiman estos días los detalles del viaje a Boston. Es el viaje a la vida del pequeño. El niño padece una alteración genética única en el mundo y desde su nacimiento los médicos anunciaron a sus padres que no superaría los seis meses de vida. Afortunadamente, no sólo no ha sido así sino que el pequeño está a punto de embarcarse en uno de los viajes más importantes de su vida.

El pequeño padece una alteración genética que le provoca consecuencias orgánicas de tipo inmunológico, cardiovascular, intestinal y posibilidad de tumefacciones, además de una deficiencia intelectual que se ha convertido en un interrogante para los especialistas. Tanto es así que el médico que asiste al niño, el doctor Marcos Mazzuca, apostó por tratar a Eidher en el prestigioso hospital de Boston, que durante más de 140 años ha sido líder mundial en atención pediátrica y en el tratamiento de enfermedades complejas como la que padece el niño tinerfeño.

Hace unos meses, Juanka Hernández y Jessica Portillo, en colaboración con la Fundación Eidher, comenzaron el primero de los objetivos: el de recaudar la friolera de 250.000 euros para hacer posible el sueño de su hijo, alargar su vida y recibir el tratamiento que necesita en Estados Unidos.

Tras semanas de agotadoras galas benéficas, conciertos solidarios, maratones de actuaciones y viajes entre Islas, la solidaridad de los canarios y el esfuerzo de estos padres dieron sus frutos. Se logró así la primera de las batallas. Juanka Hernández asegura a CANARIAS EN HORA que él sigue exhausto. "Estoy intentando descasar antes de que viaje Eidher para coger fuerzas, porque estamos muy felices pero agotados", admite este padre.

Logrado el primero de los objetivos, Fundación Eidher va a por el segundo, y con las siguientes palabras presentaban sus padres la iniciativa en la red social Facebook. "Eidher es un niño único, su sonrisa lo es, cargada de la energía que mueve el mundo. Su genética ha retado a la ciencia, incompatible con la vida, pero los héroes están hechos de otra pasta y ahora le toca a la ciencia buscar una explicación y así ayudar al que lo necesite. Metieron su genopatía en el cajón desastre de la medicina por no hallar un diagnóstico certero, así que hubo que buscar donde proporcionarles esa información, para mejorar su calidad de vida y que pueda seguir sonriendo, ya que la complejidad de la alteración afecta a todo. Pero ahí está el guerrero Eidher viendo, hablando, comiendo, caminando, sonriendo, moviéndose, mostrando su temperamento y buscando estrategias para comunicarse y conseguir lo que desea, haciendo música mientras canta y baila. Dando esos besos tan profundos y apasionados que te roban el alma. Eso compensa tanto esfuerzo diario de tratamientos, estudios, pruebas y estimulación", resume el emotivo texto.

Juanka Hernández indica que a día de hoy le preocupan los gastos que les ha adelantado el Hospital, y que tendrán que afrontar ahora. "Sabemos que hay una operación que no estaba facturada dentro de los 250.000 euros, y estamos convencidos de que hay también otras intervenciones que no están sufragadas. No sabemos aún de cuánto dinero se trata", explica el padre.

A principios de agosto el pequeño viajará a Estados Unidos. En un principio se pensó que lo ideal para la salud de Eidher era que viajase en barco, pero Hernández informa que se ha descartado esa opción y el niño viajará en avión en compañía de su madre, Jessica Portillo, y dos personas de confianza de la familia. "Yo me quedo aquí porque hay muchos asuntos pendientes de resolver. Eidher está muy feliz y tiene muchas ganas de viajar, se encuentra fuerte", cuenta el el cómico tinerfeño.

Embargado por la emoción, Hernández cuenta las semanas para una de las citas más importantes de su hijo. "Este viaje está siendo una odisea. Ahora bien, estamos muy nerviosos e ilusionados", asegura Hernández, quien como buen cómico siempre le ve el lado positivo a la vida.



Desde este espacio queremos animar a todo aquél que pueda echarles una mano a esta familia de carne y hueso que conozco personalmente.
Pueden hacerlo mediante la cta. cte. que viene anunciada al final del vídeo y que he reproducido en esta entrada:
IBAN: ES35 2100 1518 1801 0043 2237

Y si desean recabar cualquier información al respecto entren en:

EIDHER

viernes, 24 de abril de 2015

Con los "descartados"


Un año más, un conjunto de entidades eclesiales y también muchas personas de buena voluntad, nos uniremos en una celebración que pretende acercarnos a los siguientes objetivos:
  1. Crecer en conciencia social sobre realidades globales de nuestro mundo (sin olvidar las cercanas) que necesitan un mayor y más efectivo compromiso comunitario con ellas.
  2. Buscar mayor conocimiento y relación entre nosotros mismos.
  3. Darle impulso al TRABAJO EN RED y cohesión, complementariedad, cooperación mutua entre todas las entidades que trabajamos por una mayor y mejor justicia.
FECHA: Miércoles 29 de abril de 2015.
HORA: 20'30 h. (8'30 h. de la tarde).
LUGAR: Parroquia Cruz del Señor (Santa Cruz de Tenerife).

DIFUSIÓN DE LA ACTIVIDAD:
Tanto si vamos a poder acudir como si no, rogamos difundan la información de esta actividad entre todos nuestros contactos: familiares, amigos, compañeros/as de trabajo, comunidades cristianas,...
- Para ello podemos emplear la tarjeta que encabeza este artículo: "Cartel Vigilia 2015".
- Difundamos esto también a través de nuestros espacios-web, redes sociales,...

PARTICIPACIÓN:
Para participar lo más activamente posible en esta vigilia (está previsto que no dure más de una hora) proponemos:
  1. Acudir un cuartito de hora antes a la parroquia para que pueda darse ese espacio en el que unos a otros nos saludamos y vamos tejiendo ya el sentido que queremos darle a esta celebración.
  2. Visualizar cada cual los vídeos en sus casas y escucharlos para aprender las canciones y así poderlos cantar cuando estemos en la actividad (es mejor que sólo escucharlo o verlo proyectado cuando estemos allí). (Intentaremos prescindir de los papeles, al menos en todo lo posible). Pinchen sobre los siguientes enlaces:
AL TERMINAR:
Finalizada la actividad está previsto un sencillo "agape": Algún bizcochón y otras cosas para "picar"; algún chocolatito caliente,...
Quien quiera y pueda traer algo para ello... está formalmente invitado.

¡Un abrazo! y que entre todos logremos que la justicia, la de verdad, crezca; que los hombres y mujeres de todo el mundo, empezando por lo más cercano, seamos cada vez más HERMANOS y HERMANAS,... que nadie nos sea indiferente, que "el otro" sea "otro yo" y construyamos el "NOSOTROS".

martes, 7 de abril de 2015

Pascua de Misericordia

GABRIEL Mª OTALORA*, gabriel.otalora@euskalnet.net
BILBAO (VIZCAYA).

ECLESALIA06/04/15.- El papa lleva dos años y parecen cinco, a tenor de su ejemplo lleno de mensajes para que recuperemos la esencia evangélica. No ha temblado en la denuncia profética llena de misericordia, fiel al lema de su pontificado ("Lo miró con misericordia y lo eligió").
Pero está tan convencido de que este atributo de Dios es especialmente necesario practicarlo para crecer como cristianos, que ha elegido estos meses para instaurar el Año Santo de la Misericordia, coincidiendo con el quincuagésimo aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II (1962-1965).
En la Biblia, las entrañas maternas son el ejemplo de la misericordia, presentando a Dios con sentimientos maternos y entrañas de amor, misericordia y ternura. Jesús es comparado con una madre que reúne a sus polluelos bajo sus alas y está más cerca a la forma de actuar de una madre que de un padre, según los arquetipos patriarcales de la época: corre hacia el hijo, le abraza, le besa efusivamente… E igualmente, en las cartas de los apóstoles abundan las referencias metáforas femeninas y maternas de Cristo. Pero dicho esto, tampoco debemos caer en un antropomorfismo superficial: nuestro Dios ni es un adusto padre ni tampoco un Dios femenino, es decir, una diosa, sino un Dios materno, de actitudes entrañables, que solo significa que todos los atributos humanos que solemos atribuir al padre y/o a la madre, ya los tiene Dios hasta el infinito. No hay que paganizar el culto reduciendo a Dios a categorías sexuales sino sentirnos acogidos por un Dios-amor-total.
¿Por qué, entonces, esa cultura tan arraigada de ver a Dios Padre como alguien lejano y permanentemente insatisfecho con sus criaturas?.
El papa Francisco no se cansa de recordar que nuestro Dios es pura misericordia, que su mensaje es la misericordia, “hija predilecta del amor y hermana de la sabiduría; que nace y vive en el perdón y la ternura” como se refleja admirablemente en el salmo 102. Sin embargo, esta característica no ha sido el asunto principal entre las diferentes jerarquías cristianas, ni tampoco entre sus feligresías.
Misericordia viene de misesere: compadecerse por un infeliz (miser, desdichado, miserable); y de cor: tener corazón con los aplastados por la vida. Y significa abrirse a su necesidad desde las mismas entrañas. De ahí surge el fundamento del perdón como parte esencial de la obra redentora del Padre que no deja margen para la división entre justicia y amor. No existe amor a Dios sin amor al prójimo aunque la medida con el prójimo la hemos colocado a un nivel bastante inferior.
En este sentido, el problema fundamental de la Iglesia toda es determinar cuál es su actitud en el mundo, pero no en teoría sino en la práctica. Para Jon Sobrino, el ejercicio de la misericordia es lo que pone a la Iglesia fuera de sí misma, allí donde acaece el sufrimiento humano. La razón es que, en este mundo, se aplauden las “obras de misericordia”, pero no se tolera a una Iglesia configurada por el “Principio-Misericordia” que le lleve a denunciar a los salteadores que producen víctimas, a desenmascarar la mentira con que cubren la opresión quienes son sepulcros blanqueados y a animar a las víctimas a liberarse de los victimarios. En otras palabras, Jon Sobrino afirma que los salteadores del mundo anti-misericordioso toleran que se curen heridas, pero no que se sane de verdad al herido ni que se luche para que éste no vuelva a caer en sus manos.
Cuando eso ocurre, la Iglesia es amenazada, atacada y perseguida, lo que muestra que se ha dejado regir por el “Principio-Misericordia” y no se ha reducido simplemente a sumar "obras de misericordia". La ausencia de tales amenazas, ataques y persecuciones significa, a su vez, que la Iglesia tiene una asignatura pendiente aunque haya podido realizar “obras de misericordia”. Si se toma en serio la misericordia como lo primero y lo último, entonces se torna conflictiva. A nadie lo meten en la cárcel ni lo persiguen simplemente por realizar “obras de misericordia”, y tampoco lo habrían hecho con Jesús si su misericordia no hubiera sido, además, lo primero y lo último. Pero, cuando sí lo es, entonces subvierte los valores últimos de la sociedad, y ésta reacciona en su contra.
En esta Pascua de Resurrección, bien nos vendría a todos reflexionar un poco más sobre esta actitud que ha sido considerada demasiadas veces como la hermana débil del mensaje cristiano, cuando es el epicentro de la Buena Nueva.
Gracias Francisco, por recuperar la teología de la misericordia.

sábado, 28 de marzo de 2015

Queremos ver a Jesús

BENJAMÍN FORCANO, teólogo, bforcanoc@gmail.com
MADRID.

ECLESALIA, 27/03/15.El relato, para esta cuaresma, de Juan, el discípulo amado, da cuenta de la llegada de Jesús a Jerusalén. La ciudad alborotada por los preparativos de la Pascua se pregunta: ¿Quién es este hombre?
 Este es el profeta, Jesús de Nazaret, contesta la gente.
Los fariseos molestos le dicen a Jesús: -“Di a tus discípulos que se callen”.- “Si estos se callan, hablarán las piedras” replica Jesús. Y un grupo de griegos, ajenos al pueblo judío, le piden a Felipe: “Queremos ver a Jesús”.
Hoy, a distancia de siglos, autores como José Antonio Pagola formula en su libro “JESÚS” la misma pregunta:
- “¿Quién fue Jesús? ¿Qué secreto se encierra en ese galileo fascinante, nacido hace dos mil años en una aldea insignificante del imperio romano y ejecutado como un malhechor cerca de una vieja cantera, en las afueras de Jerusalén, cuando rondaba los treinta años? ¿Quién fue este hombre que ha marcado decisivamente la religión, la cultura, el arte de Occidente hasta imponer incluso calendario?
Probablemente nadie ha tenido un poder tan grande sobre los corazones; nadie ha expresado como él las inquietudes e interrogantes del ser humano; nadie ha despertado tantas esperanzas. ¿Por qué su nombre no ha caído en el olvido? ¿Por qué todavía hoy, cuando las ideologías y las religiones experimentan una crisis profunda, su persona y su mensaje siguen alimentando la fe de tantos millones de hombres y mujeres?
Hoy como ayer, gentes de todas partes piden: “Queremos ver a Jesús”. ¿No representarán ese puñado de griegos a una multitud enorme de nuestros días que, alejada de la Iglesia, dice: “Queremos ver a Jesús”?
Hoy hemos avanzado mucho, en la ciencia y en la tecnología; hemos descubierto el prodigio del Genoma humano con sus miles y miles de genes y millones de combinaciones, pero no damos por descubierto quién lo proyectó y creó.
Y a los que piden verle, ¿Qué les contesta Jesús?
Mirad, les dice. Llevo mucho tiempo con vosotros y veo que todavía no lo habéis entendido. Sí, llevo toda una vida señalando el camino que lleva al bien, a la verdad y a la felicidad de todos. Y me encuentro con todo un sistema, con un poder civil y religioso, que no aceptan mi mensaje, lo critican, lo odian y, por si fuera poco, quieren acabar conmigo.
Os digo la verdad: ha llegado la hora de que se manifieste la gloria de este Hombre. Mi vida ha sido como un grano de trigo, que entra en la tierra y muere, y así es fecundo. El proceso de mi vida ha llegado a este momento para testificar que yo no he vivido para mí mismo, sino para los demás, anunciando un proyecto que Dios me ha encargado y, así me cueste la vida, lo voy a anunciar hasta el fin, fielmente. Y esto me pone mal, me agita y casi me angustia.
San Pablo alude a este momento de Jesús: “Habiendo ofrecido en los días de su vida mortal ruegos y súplicas con poderoso clamor y lágrimas al que podía salvarle de la muerte…”. Y en su carta a los filipenses remarca: “El era divino, se despojó de su rango, se hizo esclavo como uno más, se abajó, pero el que podía salvarle no lo hizo”.
Jesús, al final, declara: “Padre manifiesta tu gloria, yo he venido para eso”. Y fue crucificado. Y luego alzado en triunfo total.
Jesús ya no era como el Sumo Sacerdote del templo de Jerusalén, que ofrecía sacrificios por los pecados de los hombres, sino que, como un nuevo Sumo Sacerdote, el sacrificio que ofreció fue su vida, en entrega total de amor, para que se viera en él la manifestación suprema del amor de Dios por nosotros, un amor que abarcaba a todos los seres humanos, sin excepción. El bien y la felicidad de todos pasaba por ese proyecto de Dios, y no por otros injustos, partidistas, discriminatorios,…
La muerte del grano de trigo, su crucifixión, iba a ser fecunda y testimoniaba la esterilidad de otros granos de trigo, de otros proyectos: “Ahora comienza un juicio contra el orden presente, y ahora el jefe del mundo éste, va a ser echado fuera”.
Ahora descubrirán el misterio de Dios, la grandeza de su amor, el sentido verdadero de la vida: Dios en Jesús con nosotros, entre ruegos y lágrimas, compartiendo la lucha contra el mal, pero triunfando sobre él.
¿Y qué se necesita para ver a Jesús? Primero, mirarle a El, confiadamente, sin otras cosas que seguramente nos lo apartan u oscurecen. Segundo,seguirle, para colaborar en su tarea, para estar en lo que él estaba, para ocuparse de lo que él se ocupaba, para tener las metas que él tenía.
La llegada de Jesús, hombre como nosotros, partícipe de nuestra flaquezas y dolores, ha sido un regalo del amor de Dios. Ese regalo no se compra, se agradece, se trata de recibirlo con el corazón abierto, en libertad y gratuidad.
“Viva o muera, dice San Pablo, ahora como siempre, se manifestará públicamente en mi persona la grandeza de Cristo”.
“No me tienes que dar porque te quiera, pues aunque lo que espero no esperara, lo mismo que te quiero te quisiera” (Anónimo).