sábado, 29 de octubre de 2016

¿Por fin?

Me lo pregunto porque... tengo muy serias dudas sobre si "por fin este país empezará a andar".
Si me baso en lo que discurseó Mariano Rajoy en el Parlamento durante la ceremonia de investidura uno piensa:
- "Si cumple lo que dice... la cosa no tiene porqué ir mal (su programa electoral no es tan malo -otra cuestión es "cómo lo aplican de facto"). Y si además a ello se suma la confianza de Ciudadanos y Coalición Canaria... hay motivos para pensar que, como dice Ana Oramas, "en lugar de fijarnos en las dificultades mejor sería que nos demos cuenta que es una oportunidad".
Si pienso las cosas desde los planteamientos de Pablo Iglesias y de todos aquéllos que buscan el bloqueo constante y evitar la gobernabilidad del país, uno se pregunta:
- "¿Será la solución que gobiernen en este país los partidos menos votados para que no haya problemas, para que haya gobernabilidad?. Aunque concedo a la oposición al PP argumentos más que justificados para oponerse a la investidura de Rajoy (no les falta razón)... sin embargo la evidencia manda: el PP ha sido repetidas veces el partido más votado, pese a quien pese y guste o no a los demás. ¿A qué viene pues esta cerrazón, qué lógica tiene?, ¿acaso nuevas elecciones, una y otra vez, serán un beneficio para este país?".
Y concluyo este primer apartado con preguntas porque tengo más dudas que respuestas.

Seguimos en las mismas.

Estamos aún en este país de opereta en la tesitura de TODOS LOS PARTIDOS (los de la vieja y la nueva casta) de "quítate tú para ponerme yo, para hacer lo mismo que tú o quizás peor".
Todos quieren el PODER por el PODER, no el PODER para el SERVICIO. Sigue quedando más que demostrado.
Pablo Iglesias de PODEMOS ya lo dejó bien claro asegurando que "van a hacer todo lo posible para que el PP no pueda gobernar con comodidad alguna" (lo han dicho de manera bastante más tosca y por supuesto nada constructiva pero eso es lo que a fin de cuentas vino a decir).
¿Es que era mejor lo que institucionalmente el PSOE decidió?. Pues... no lo tengo claro porque hallo argumentos a favor de esa decisión pero también en contra y la diferencia entre unos argumentos y otros es más bien poca.
Lo que sí tengo claro es que "en este país la clase política está interpretando que en cuanto tiene el escaño debajo de sus posaderas ya pueden hacer y deshacer a su antojo sin contar con la ciudadanía" y, por lo tanto, se creen en el derecho de imponer soluciones de minorías a la elección de una mayoría que, aunque no es absoluta, sí lo suficiente como para entender que "sí había un partido mayoritariamente elegido" y eso lo decidieron los votantes.
Consecuencias de esto son lo que ya todos hemos visto:
  1. Movilizaciones en las calles para crear malestar social que se asociara a la investidura de Mariano Rajoy.
  2. Boicoteo de actos en los cuales hubiera dirigentes del PSOE que postulaban argumentos contrarios a los que defendía y defiende Pedro Sánchez.
  3. Declaraciones sin cuento contra Rajoy y su partido o contra los partidos que permitieran su investidura, mediante la descalificación y el insulto, en un intento absurdo de generar malestar social también en contra de todo entendimiento entre el PP y otras fuerzas políticas.
  4. ...
Es decir, "no puedo gobernar yo porque los votantes han elegido a dos partidos políticos que han sacado más votos que yo... pero si la democracia a mí no me da el poder... voy a hacer lo imposible para que tampoco las mayorías lo tengan". ¿Ésa es la lógica?. Seguro que en teoría no, pero en la práctica eso es lo que la gente de a pie ha visto y seguirá viendo (y para ello no es imprescindible ver la tele ni escuchar la radio o leer la prensa: basta abrir los ojos y los oídos en la misma calle).

Para cambiar, pero de verdad.

Ya alguna vez he expresado "cómo se podrían o se deberían resolver situaciones como la actual en la cual no hay mayoría absoluta de ningún partido y se hace necesario llegar a pactos de consenso al menos entre las fuerzas políticas mayoritarias":
  1. Haría falta que "el gabinete de gobierno resultante fuera una representación proporcional al número de votos que cada formación política hubiera obtenido. Para ello, obviamente, hay que reformar la Ley Electoral actual; cada votante es un voto y ese voto ha de tener el mismo valor tanto si se le da a un partido como si se le da a otro.
  2. Sería necesario que nuestra clase política fuera realmente democrática. No sirve de mucho que en sus respectivos partidos políticos haya mucha democracia interna (que tampoco la hay conforme debiera) si luego son incapaces de aceptar la mayoría -aunque sea simple- de un partido ganador tras unas elecciones.
  3. Deberían todos tener muy claro que "los representantes parlamentarios tanto en lo nacional como autonómico están al SERVICIO de toda la ciudadanía, no sólo al de sus votantes o militantes de partido" y que mucho antes de la obediencia a sus respectivas ideologías -tantas veces alienantes- está la obediencia al bien común de toda la ciudadanía.
  4. ...
Si estas claves se vivieran realmente en este país no hubiéramos llegado a la situación en la cual estamos ahora ni habría esta crispación social y también la apatía que no deja de crecer de quienes cada vez menos confían en esta clase política y su partidocracia -que no democracia-.

Postura personal.

Quienes me conocen saben sobradamente que no me caso con nadie y, sin embargo, en este escrito postulo la necesidad de "ENTENDERSE" para facilitar la gobernabilidad del país -aunque no me guste nada lo que el PP representa a fecha de hoy debido a su política de nula transparencia, mucha corrupción y claro entusiasmo por las medidas capitalistas que capitanea provocando los graves desequilibrios sociales ya de todos conocidos y sufridos,...- y si para ello hay que dar el paso que hoy dio el PSOE en su mayoría... y el que dieron CIUDADANOS y CC... pues se da: ¡no por estar de acuerdo con el PP! sino por respeto a una mayoría de ciudadanos que votaron por el PP: por esa ciudadanía, no por partido político alguno.
Sin embargo también he de decir en honor a mi conciencia y a la honradez que hoy y otras veces también demostró Pedro Sánchez "es URGENTE recobrar la honradez, hay que convertir ese valor en algo propio de la clase política".
Y me quedo en todo esto con él precisamente por eso: Fue coherente desde el momento en que decidió negarse a votar a favor a la investidura de Mariano Rajoy. Su renuncia a su escaño en el Congreso de los Diputados ha sido la firma de su hoja de ruta.
No soy socialista, no soy de izquierdas ni de derechas, tampoco soy españolista ni independentista o nacionalista,... pero admiro conductas como la que Pedro Sánchez hoy evidenció. Aplaudo su valentía y la coherencia con sus propias convicciones.
  1. ¿Qué ocurriría si en este país, en cada partido político, fuésemos autocríticos y comparando nuestro programa político con la Carta Universal de los Derechos Humanos descubriéramos que no estamos por vivirlos plenamente y que las medidas que proponemos no garantizan que esos DD.HH. sean para todos?.
  2. ¿Qué pasaría si en mi partido político antes de ingresar en él firmara un documento por el cual "en cuanto fuera imputado por algún delito" debiera dejar inmediatamente el partido y el cargo público que esté ostentando?.
  3. ¿Qué sucedería si los cargos políticos se ajustaran a un convenio colectivo con tablas salariales ajustadas a las horas "lectivas" semanales y también desaparecieran todos esos privilegios que se han ido autoconcediendo tanto los de la vieja casta como los de la nueva casta?. (Pongo por ejemplo a los maestros de escuela: hacen más trabajo fuera del colegio que dentro pero no se les paga más de 40 horas semanales incluyendo las horas lectivas y demás).
  4. ¿Qué consecuencias traería el que "toda la clase política aprendiera y luego viviera lo que significa trabajar para el bien común, para toda la ciudadanía, en lugar de sólo para los de su cuerda"?.
  5. ¿Qué cambios se producirían en el país si hubiera una apuesta de TODOS por SUMAR en la consecución de derechos como el de: la misma VIDA (derecho a la vida de todo ser humano), VIVIENDA DIGNA, TRABAJO DIGNO, SALUD PÚBLICA, EDUCACIÓN y oportunidades en ella para todos,... para TODOS priorizando siempre las ayudas para aquéllos que más las necesitan y tomando como indicadores la erradicación completa de la pobreza, exclusión social, marginación,... y cualquier tipo de violencia, explotación o maltrato humano (sean españoles o extranjeros estos ciudadanos) o de la naturaleza?.
  6. ¿Qué aportaría al país el que en nuestra clase política se escuchen más unos a otros, se descalifiquen e insulten menos (o nada) unos a otros y busquen ante todo el bien de la ciudadanía generando cauces de participación ciudadana real,... antes que salir en la foto con sus siglas y banderitas de turno?.
  7. ...
A lo mejor es que sigo soñando mucho, quizás demasiado y por eso concluyo con lo que apunté al final. Si tuviera que decir cuál es en parte mi ideario político... en esas 7 últimas cuestiones se halla resumido.